III FORO PROTURGA: Autenticidad Vs. Profesionalidad

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir a mi primer foro Proturga. En esta edición el Turismo Naútico y Mariñeiro de Galicia fue el tema central del encuentro.

La jornada se estructuró en tres mesas dedicadas a cómo llevar a cabo la implantación de iniciativas de turismo náutico en nuestra comunidad, analizar la situación del turismo mariñeiro y conocer algunas interesantes y novedosas propuestas de comercialización.

Cartel Promocional III Foro Proturga
Cartel Promocional III Foro Proturga

El ambiente general del foro, estuvo marcado por la voluntad de diálogo entre los ponentes invitados, e incluso por los asistentes. Está claro que es necesaria una reinvención de todos y cada uno de los agentes implicados en este subsector del turismo, así que muchas fueron las reivindicaciones y muy diferentes los puntos de vista.

En la primera parte de la mañana se puso de relevancia la necesidad de establecer un cambio de enfoque. Todas las cartas sobre la mesa, para analizar los puntos débiles y trabajar en la mejora del Turismo Naútico de Galicia:

Iniciativas en Turísmo Náutico
Iniciativas en Turismo Náutico: Concelleiro de Deportes Viana do Castelo, Real Club Náutico de Ribadeo, ASNAUGA y Sailway.
  • Existe una insatisfacción generalizada; urge idear un proyecto atractivo para poder posicionarse dentro del sector. Hay que ser realistas en este aspecto; Y es que el Atlántico no es el Mediterráneo.
  • Esta tipología de turismo, cuenta con una gran afición en otros países. Sin embargo, en Galicia hay una necesidad imperiosa de desarrollo. Contamos con buenas infraestructuras, banderas en nuestras costas, certificaciones de calidad, profesionalización… pero debe potenciarse la promoción.
  • Captación de clientes. Antes de atraer a otros países, debemos focalizarnos hacia nuestra comunidad. Es un error pensar globalmente, cuando no existe una sensibilización de la población local, que es el primer visitante potencial.
  • Cambio de criterios políticos. En ocasiones sólo se centran en destacar determinadas zonas. En este aspecto Ramón Acuña, presidente del Real Culb naútico de Ribadeo, habla claro: ¡Hay que promocionar toda Galicia!
  • Antes de trabajar en otras áreas, es imprescindible un cambio de mentalidad. Conocimos de la mano de Vitor Manuel Castro Lemos, el ejemplo de Viana do Castelo. Donde la educación es la base fundamental. El municipio cuenta centros de formación ambiental e invierte en la concienciación de los más pequeños, donde todos tienen acceso a la práctica de deportes náuticos, con independencia de la condición económica.
  • Estamos desaprovechando el turismo que procede de los cruceros. Como bien explicaba Laura Moya de Sailway, falla la captación de los clientes de los barcos, es una zona de difícil acceso y ellos mismos no están publicitando la zona en la que el barco hace escala.
  • Errores en la campaña de promoción. Es importante conseguir presciptores y tener presencia en salones náuticos internacionales, asistiendo con paquetes atrayentes.
  • El marco legislativo que delimita turismo y deporte no está bien definido. Este hecho acarrea en consecuencia importantes problemas por el momento insalvables.
  • Ineficacia de los acontecimientos deportivos. Si se hace un buen trabajo, deja muchos beneficios indirectos, por ello estos eventos deben complementarse con una buena promoción de la región.
  • Implicación de la administración. La eterna cuestión de delimitar a quien le corresponde cambiar la estrategia. Sin duda, la solución sería la cooperación público-privada.

En la segunda mesa, contamos con profesionales de dos vertientes diferenciadas: representantes de empresas dedicadas a actividades de turismo relacionadas con recursos marítimos, y por otro lado profesionales del turismo mariñeiro. Un tiempo de exposión muy interesante, del que muchas fueron las conclusiones extraídas:

Iniciativas en Turismo Mariñeiro:
Iniciativas en Turismo Mariñeiro: Piragüilla, O Canto da Balea, Guimatur, Amare y Escapada Rías Baixas.
  • Galicia tiene un enorme potencial y no difundimos nuestros recursos. Gabriel Comojo, gerente de Amare, comenta que la gente no cuenta con suficiente información sobre nuestra oferta a priori y después se sorprende gratamente lo que encuentra. Los mismo defendía Lara García, trabajadora de la cooperativa O Canto da Balea: “No nos creemos el producto que tenemos, por lo tanto no sabemos venderlo”.
  • El deporte debe ir unido al turismo. El nuevo cliente demanda experiencias y por ello la solución es la combinación de diversas actividades.
  • El enfoque de la promoción, como se trató en la anterior mesa debe cambiarse. Primero hay que captar a los gallegos con un producto específico, bien comunicado y que cumpla sus expectativas… después viene el resto. Como bien explicaba Marta Iglesias de Piragüilla, no sirve de nada enfocarse en el cliente ruso, cuando no hay infraestructura ni personal para atenderle.
  • Estacionalidad. Nuestro eterno inconveniente por situación geográfica. ¿Cómo vencerlo? Adaptabilidad, constancia en la creación de eventos y sobre todo unión entre las empresas, porque una sola no crea el destino, pero entre todas podrían hacerlo. Las propias empresas son las que marcan la estacionalidad.
  • Existen multitud de pequeñas empresas, por lo que muchas veces el cliente desconoce la totalidad de la oferta de actividades que tienen a su alcance. La clave estar en establecer colaboraciones, creando paquetes completos, en el que todas las partes implicadas pueda vender su producto
  • Dificultad de encontrar profesionales con doble formación. Hay un gran vacío legal y existe una gran necesidad de contar con empleados adecuados: con capacidad de adaptación y formación específica.

Y tocando el tema de la profesionalización, entramos en el meollo del asunto. Ya que en la mesa dedicada a comercialización, se puso de manifiesto la problemática en relación a las competencias que debe tener y asumir la persona que está en contacto con los visitantes que demandan actividades de turismo mariñeiro. Como todo tema trascendental que se aprecie, encontramos disparidad de opiniones. Estabamos ante el que era, a mi juicio, el momento estelar de la jornada.

Comercialización del Turismo Náutico y Mariñeiro:
Comercialización del Turismo Náutico y Mariñeiro: Buscus, Sandra Touza, Viajes Caamaño y representante del GAC nº7

Tras conocer los casos de O canto da Balea o Mar de Lira, pioneros en turismo mariñeiro en Galicia, en los que los trabajadores del mar son parte activa en las visitas guiadas. Conocíamos nuevas iniciativas de comercialización en torno al turismo naútico y mariñeiro de la mano de Pablo Mariño de Bluscus, Sandra Touza de Ponle cara al Turismo, Iria Caamaño de Viajes Caamaño y Mª Elena Herbelledo, representante de Grupo de Acción Costeira 7.

En este momento se abrió un gran debate en el que se confrontaron dos opiniones diferenciadas en relación a las visitas guiadas: por un lado los defensores del trabajo de los guías oficiales de turismo de Galicia, y por otro el desarrollo de las mismas por las propias mariscadoras.

Iria nos relató su caso personal, habló de como en su lugar de origen encontró trabas para desarrollar este tipo de visitas y de como las trabajadoras del mar son reacias a recibir formación para guiar a los visitantes. Su intención era crear debate, y lo consiguió con con creces…

Pronto la respuesta del otro colectivo implicado; Para las mariscadoras, nadie mejor que ellas para transladar los conocimientos que han adquirido con el tiempo a través de su duro trabajo. Una labor transmitida de forma generacional, que ha dado visibilidad al papel de la mujer en el mundo del mar.

Es cierto que no hay nada más genuino para el turista, que descubrir cómo es el duro día a día en el mar, de la mano de estas trabajadoras a las que “el salitre corre por sus venas”. Pero para ello han de formarse, al igual que deben hacerlo los guías en este campo. Ambas partes implicadas deben tener acceso a formación, capacitación y actualización para que el servicio sea de calidad. Aunque esta, no es la cuestión. Lo que nos ocupa llegados a este punto del Foro es ¿Quién debe realizar las visitas?

Cada colectivo, tienen su particular punto de vista, por lo que llegar a un acercamiento que ponga de acuerdo a ambas partes, no es tarea sencilla. Posiblemente la clave la tuvimos a lo largo de la mañana, en algunos conceptos que se repitieron incesantemente: cooperación, colaboración y creación de sinergias.
La intervención de las mariscadoras es fundamentetal, ellas serán las que van a dotar de autenticidad la visita y su labor es trascendental para transmisión de la cultura del mar. Pero también es cierto, que por sus cualidades, formación y profesionalidad los guías son los que mejor sabrán trasladar al visitante los valores del lugar que se visita.

¿Por qué no complementarse? Está claro que cada uno tiene su papel, por lo que aunar esfuerzos entre profesional y trabajador que muestra su actividad, puede ser lo más adecuado y lo más enriquecedor viéndolo desde la perspectiva del visitante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s