¿”Sidraturismo” en Galicia?

Nadie puede poner en duda el poder de atracción del vino. Infinidad de Denominaciones de Origen tienen rutas turísticas consolidadas, en las que visitamos bodegas, realizamos catas, descubrimos el proceso de elaboración de los preciados caldos, e incluso tenemos la opción de participar activamente en vendimias… Todos podemos adentrarnos en el mundo de la enología, en estos destinos que han sabido aprovechar el tirón y ofrecer nuevas experiencias donde el vino es el protagonista, o el perfecto complemento a otras actividades de ocio.

El vino llegó a Galicia de la mano de los romanos, y como sabemos, los monasterios tuvieron un papel fundamental para su expansión. Las prácticas vitivinícolas, seguirán con el paso del tiempo vinculadas al territorio, pero lo que poca gente conoce, es la gran tradición sidrera de nuestra comunidad.

La historia de la sidra en Galicia, posiblemente se remonte a la Edad de Hierro, incluso se reflejaba en el Códice Calixtino en el S.XII, sin embargo quedó relegada a un segundo plano.

“El vino está relacionado con lo sagrado, y la sidra con lo pagano” Jesús Armenteros, gerente del Lagar de Ribela, nos explicaba su teoría sobre este hecho. Es uno de los pocos sidreros de Galicia que continúa con la tradición familiar, elaborando en la parroquia de A Estrada que da nombre al lagar, una sidra que recupera las variedades autóctonas.

El Lagar de Ribela en A Estrada.
El Lagar de Ribela en A Estrada.

En la finca Olives, una zona de impresionante belleza natural, se localizan los manzanos que le proveen de una materia prima completamente orgánica, ya que en la plantación no se utiliza ningún tipo de tratamiento químico. Una producción 100% ecológica, que otorga calidad a esta sidra caracterizada por tener un perfecto equilibrio y un aroma exquisito.

Finca de Olives A Estrada.
Finca de Olives A Estrada.

Jesús nos mostró las instalaciones del precioso lagar y ejerció como perfecto anfitrión en una particular “espicha galega”, en la que además de degustar diferentes variedades de su producción y productos de la zona, pudimos conocer otras iniciativas empresariales y debatir sobre acciones encaminadas a revalorizar turísticamente esta zona rural.

Lagar de Ribela
En las instalaciones del Lagar de Ribela.

A Estrada, es una comarca con infinidad de recursos entre los ríos Ulla, Umia y Liñares, un marco impresionante en el que se entrelazan la tradición y la naturaleza… Entonces ¿Por qué no trabajar por un destino caracterizado por la etiqueta “eco”?

Fernando López, propietario del alojamiento rural Casa da Pastora, tiene claro que los empresarios locales deben aunar esfuerzos y crear una oferta conjunta. Lo mismo opina Carlos de Barreira, miembro de la Asociación Codeseda viva, proyecto que difunde imágenes que plasman el potencial de los parajes naturales de la zona, y que actualmente están trabajando en la homologación de una ruta de senderismo.

20151202_110606
Bosque en las inmediaciones de la Finca de Olives.
20151202_110446
Plantación de manzanos con variedades autóctonas.

Pero el camino para posicionar al destino, no es sencillo. La falta de apoyo institucional, la inexistencia de receptivos que operen en la zona o la necesidad de acciones promocionales, son algunos de las barreras que encuentran estos empresarios para poder llevar a cabo su iniciativa.

Algunos de estos problemas son comunes en el rural gallego. La coordinación entre todos los agentes, será clave para paquetizar la oferta y conseguir la diferenciación de otras áreas.

Existen suficientes plazas en establecimientos rurales, solo es necesario articular una oferta de actividades complementarias atractiva. Si las cinco denominaciones gallegas, con mayor o menor éxito han conseguido crear una oferta turística en torno al vino ¿Por qué no estructurar experiencias turísticas en torno a la sidra?

Espectaculares parajes naturales para realizar rutas de senderismo, BTT y otros deportes de aventuras, una buena oferta gastronómica, visitas a queserías, varias iglesias románicas, visitas a artesanos locales que trabajan el vidrio o el cuero, el imponente Pazo de Oca con sus vistosos jardines o la reconocida como Fiesta de Interés Turístico Internacional Rapa das bestas…

Sin duda un lugar con un enorme potencial, que marida a la perfección con  visitas a lagares tradicionales y que seguro, conseguirá diferenciarse si regamos todos estos recursos con sidra de primera calidad.

Esta bebida, infravalorada en Galicia, será el elemento central, el  valor añadido que aporte distinción y autenticidad a este territorio, un producto, que incluso tiene en este concello su propia feria anual, que ya va por su cuarta edición.

Porque la sidra no es solamente patrimonio asturiano o vasco…

¿Hacemos “sidraturismo” en Galicia?

Anuncios

4 comentarios sobre “¿”Sidraturismo” en Galicia?

    1. En ocasiones es difícil, pero si se le ofrece un paquete atractivo y se promociona de forma adecuada podría funcionar. Afortunadamente existen perfiles de cliente muy diversos y en la actualidad, se valora por encima de todo las experiencias que se pueden vivir en un destino.
      Mucha suerte !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s