El turismo que viene será sostenible… o no será

Llevamos varias semanas leyendo los pronósticos de los expertos del sector turístico y aunque todavía no sabemos a ciencia cierta lo que nos deparará el futuro más inmediato, hay algunas tendencias que seguro se impondrán en nuestros viajes y escapadas.

Las jornadas online del CEIDA “Ecoturismo en áreas protegidas” celebradas recientemente, se centraron en una de las tipologías por las que, sin duda se decantará el nuevo visitante: el turismo de naturaleza.

Cartel promocional de las jornadas formativas del CEIDA

Tras este largo periodo de confinamiento, el cuerpo nos pide realizar actividades al aire libre, buscar esa libertad de la que tanto nos hemos visto privados. Por ello, todo apunta a que el turismo se reactivará siguiendo esta línea y tanto el turismo rural como el realizado en espacios naturales serán las primeras tipologías en despegar.

El coronavirus ha supuesto una bofetada de realidad

Como bien indicaba Alfonso Polvorinos director de la revista El Ecoturista, las cosas han cambiado mucho si nos remontamos dos meses atrás, antes de que comenzara la crisis sanitaria y se decretara el estado de alarma. La industria turística había llegado a un punto insostenible, en el que los recursos estaban sobreexplotados y muchos destinos masificados.

Quizás el coronavirus ha supuesto ese, tan necesario, punto de inflexión y nos ha hecho darnos cuenta de que el turismo tal y como lo conocíamos ya no sirve. Poniendo en evidencia la necesidad de replantear estrategias y sobre todo, tener un pensamiento más sostenible, no solo desde el punto de vista ecológico, sino también económico y social.

El perfil del ecoturista

La nueva situación ha hecho que en la era post-covid19 otorguemos más importancia al contacto con la naturaleza, buscando espacios rurales o menos conocidos donde poder sentir seguridad.

Recientemente se ha incrementado el interés por visitar espacios naturales

Tanto las administraciones como los destinos han aumentado su preocupación por cambiar de un modelo de turismo de masas, a uno mucho más controlado. Cuando además estas visitas a enclaves naturales se realizan en espacios protegidos, podemos garantizar que estamos ante una forma de hacer turismo experiencial en la que además de llevarnos un aprendizaje, cooperamos en la revalorización de recursos locales y participamos en su conservación y/o recuperación.

Como reiteró en la primera de las jornadas Amanda Guzmán, coordinadora del Club Ecoturismo en España, estas visitas suponen acercarse a un enclave tratando de reducir impactos, compensando la huella de carbono y contribuyendo al desarrollo económico de empresas y población locales.

El Club, es una iniciativa en la que podemos encontrar varios destinos en los que se incluyen empresas que cumplen ciertos requisitos garantizando la oferta de experiencias de verdadero ecoturismo.

La Reserva de la Biosfera como motor del turismo sostenible

Y hablando de espacios protegidos, la comunidad gallega tiene un gran potencial, ya que es un paraíso que cuenta con 6 Reservas de la Biosfera (la séptima en camino), una de ellas transfronteriza con Portugal, siendo tan solo superada en España por Canarias.

Es tal la relevancia de este distintivo, que la figura Reserva de la Biosfera garantiza que estamos ante un espacio con valores excepcionales y que por sus características y su biodiversidad puede suponer un reclamo para turistas y visitantes.

La riqueza natural de Galicia supone uno de sus principales reclamos

Según Cristina Abreu, bióloga especialista en proyectos de investigación y gestión de la conservación de la biodiversidad, ecología y áreas protegidas, esta distinción juega un papel clave en un destino, ya que se asegura el seguimiento de los llamados ODS (objetivos de destino sostenible).

De esta forma, las Reservas de la Biosfera pueden establecerse como referentes de sostenibilidad. Por ello, algunas áreas con esta clasificación suponen modelos muy interesantes para desarrollar el turismo sostenible en su territorio.

Para la experta, los tres ejes estratégicos sobre los que se asienta el turismo sostenible son:

  • El conocimiento de los espacios, teniendo en cuenta que cada uno tiene sus especificidades y necesidades.
  • La capacitación, tanto para los gestores de la Reserva como para los diferentes agentes que están en contacto con el visitante.
  • La comunicación, crucial para trasladar de la mejor manera posible los valores con los que cuenta la Reserva.

La experiencia como parte fundamental del ecoturismo

Como se encargó de trasladar Lolo Mosteiro, Chef y Presidente de la Asociación de Ecoturismo Mariñas coruñesas e Terras do Mandeo, (última en incorporarse al listado de Reservas en Galicia), la gestión de estos espacios naturales requiere del compromiso de los diferentes agentes que en él interactúan, siendo fundamental la cooperación.

Logo de la Reserva de la Biosfera

Desde esta Reserva se está trabajando en la paquetización de experiencias en las que se incluye una parte gastronómica y donde los productos de proximidad, maridan a la perfección con Estrella Galicia o el Vino de la Tierra de Betanzos.

Además, desde esta misma asociación se ha tratado de fortalecer el producto local a través de la creación de la Comunidad Slow Food Mariñas coruñesas, siendo necesario para entrar llevar a cabo formación en  calidad o participar en encuentros con productores entre otros requisitos.

La sostenibilidad como meta de la gestión en las Reservas

Otros aspectos fundamentales que se comentaron en las jornadas y que pueden mejorar la experiencia para los territorios, son el cobro de una entrada al espacio (siempre y cuando haya una transparencia y se sepa con certeza a qué se destinan estos fondos), la introducción del concepto custodia del territorio o la implementación de medidas innovadoras como adelantar materiales antes del viaje, o la utilización de apoyo tecnológico tomando a los nuevos destinos inteligentes como ejemplo.

Será además imprescindible para estos territorios, desarrollar una adecuada gestión de la capacidad de carga, de control accesos y flujos devisitantes, trasladándolos cuando sea preciso a zonas menos sensibles y tratando de desestacionalizar.

Por otro lado, se puso en relieve el papel de los guías en el espacio natural, que juegan una función fundamental realizando interpretación ambiental, compartiendo conocimientos y haciendo partícipes a los visitantes de la conservación del entorno.

En el ecoturismo el visitante juega un papel activo en la conservación del espacio

Así pues, el ecoturista tendrá, como observamos, una inquietud mayor por la naturaleza y desarrollará un pensamiento más ecologista, que le hará partícipe de la conservación. Para ello será imprescindible la educación ambiental; Pero para cuidar estos espacios naturales tendrá que partir siempre de aplicar el sentido común y más teniendo en cuenta la idiosincrasia de cada Reserva.

Como descubrimos a lo largo de las dos sesiones, el ecoturismo fomenta el conocimiento de estos espacios, pero sobre es todo un decálogo de buenas prácticas para el cuidado y la conservación de los mismos.

La gestión de las Reservas debe poner en valor el distintivo, tratando de minimizar los riesgos que se suponen de un crecimiento descontrolado del turismo. Además, debe contribuir a mejorar la oferta de experiencias únicas, para que el destino de naturaleza sea competitivo, teniendo siempre como objetivo la sostenibilidad, que debería ser la meta de cualquier destino independientemente de su tipología.

Para obtener más información o ver las sesiones de las jornadas: https://www.youtube.com/ceidagalicia

2 comentarios en “El turismo que viene será sostenible… o no será

  1. «Llevamos varias semanas leyendo los pronósticos de los expertos del sector turístico y aunque todavía no sabemos a ciencia cierta lo que nos deparará el futuro más inmediato…»

    Cierto… hablar del futuro es fácil porque no necesitas demostrar lo que estás diciendo. ¡Ah!, pero intenta entregar un ensayo lleno de adivinanzas en la universidad para que veas cómo te califican… ¡Olvídate!

    Lo único que se sabe hasta ahora es que Google (al fin y al cabo, quién no usa Google) está registrando un crecimiento en búsquedas relacionadas con el turismo interno (prueba), pero los turistas nunca han sido los únicos viajeros. El turismo corporativo y la situación de cada país también son parte importante de la industria.

    No sé hasta qué punto el turismo será sostenible en el corto plazo. Habrá interesados en el ecoturismo, sin duda; pero también habrá empresarios turísticos tratando de recuperar lo perdido a costa de lo que sea. Mientras todo se define, solo nos queda desear lo mejor.

    1. Muchas gracias por leernos y por supuesto por dar tu opinión. Todo lo que podemos hacer hasta ahora es barajar hipótesis y, como bien dices, esperar a ver cómo se resuelve la temporada… Mucho ánimo Jorge! Esperamos que vuestras expectativas se vean cumplidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s